PaRDéS – Un Huerto Lleno de Deliciosas Palabras

Cada una de las consonantes que forman la palabra pardes (P-R-D-S) son a su vez la letra inicial de cuatro palabras que refieren a diferentes capas o niveles de interpretación posible sobre el mismo texto de la Tora.

Esta palabra representa las siglas de Pshat (la Torá literal), Rémez (profunda), Drash (interpretaciones) y Sod (secreto).

Hay cuatro niveles de estudiar Torá, y se los conoce como PaRDéS (que literalmente significa "jardín"), nombre que proviene de las iniciales de cada nivel:

  1. P- peshat -literal, simple. Es entender (decodificar el significante de) las palabras, sin más (ni menos). Debe tomar en cuanto que a pesar de esta llaneza, dentro del peshat es preciso reconocer que se usan diversos tipos de lenguaje, tales como el figurativo, el alegórico o el simbólico.
     

  2. R- remez -indicio. Es lo que el texto alude, en sí mismo, cuando se lo analiza en profundidad.
     

  3. D- drash -exégesis, explicación elaborada (también conocido como midrash). Son los datos anexos, contenidos o no contenidos en el texto (y contexto) en sí, y que provienen del Talmud o los distintos estudios realizados por los Sabios de Israel. Como valor principal a tener en consideración, es que el midrash no puede desautorizar lo que el peshat enuncia; y que el principal objetivo es de índole filosófico y moral.
     

  4. S- sod -secreto, místico. Es la Tradición que ha permanecido velada y vedada a la mayoría, y que halla uno de sus referentes fundamentales en los estudios de los verdaderos cabalistas.

Los dos primeros niveles son accesibles al ejercicio por parte del lector promedio, que puede teorizar en sus disquisiciones personales (en tanto no contradigan ninguna halajá -disposición legal judía).
En tanto que los dos niveles superiores pueden ser estudiados casi por cualquiera, pero en su elaboración solamente participan eminencias de Torá, que siguieron rígidos patrones de interpretación, y considerando la Tradición Oral recibida desde Sinai y preservada en el seno de los Sabios de Israel.

Para ejemplificar, le ruego que tomemos la primer palabra del primer versículo de la Torá: "BeReshit" - En el principio.
Ahora daremos una breve interpretación de acuerdo a cada nivel:

  1. Peshat: Dios creó todo, dando así comienzo a la Creación.
     

  2. Remez: De acuerdo a las reglas gramaticales hebreas es más correcto si estuviera escrito Reshit ("al principio") y no BeReshit ("en el principio"), la inclusión de la preposición be ("en el") nos viene a indicar que incluso el Tiempo es una creación de Dios, es decir, que no existía Tiempo antes del Inicio.
     

  3. Drash: Tanto la Torá (Mishle/Proverbios 8:22) como el pueblo de Israel (Irmiá/Jeremías 2:3) recibieron la denominación de Reshit ("principio"), por lo que podemos deducir que desde la Creación ambos ya tenían establecido un lugar en el Plan divino: que Israel sirva a Dios de acuerdo a la Torá.
     

  4. Sod: La Creación es un acto continuo, a cada instante se reproduce el Inicio, pues si el Eterno un sólo momento no proveyera de energía al Universo, éste desaparecería de inmediato. Por lo que el Inicio de la Creación es el Inicio de todos los inicios.

Bien, espero haberle ayudado a comprender un poco más los niveles de interpretación de la Torá.

141 Vistas